Categorías
Consejos Recomendaciones

Cómo ahorrar siendo estudiante.

¿Eres estudiante y no sabes cómo ahorrar dinero? ¿Acabas de empezar tu Erasmus en una nueva ciudad y ves como los dineritos se van entre tus dedos? Pues toma papel y boli, y anota estos sencillos trucos para ahorrar siendo estudiante en tu día a día sin que sea un sacrificio.

¿Eres estudiante y no sabes cómo ahorrar dinero? ¿Acabas de empezar tu Erasmus en una nueva ciudad y ves como los dineritos se van entre tus dedos? Pues toma papel y boli, y anota estos sencillos trucos para ahorrar siendo estudiante en tu día a día sin que sea un sacrificio.

Vamos a ir revisando cada aspecto clave del día a día y te contaremos donde merece la pena recortar gastos o directamente, no gastar de más.

Cómo ahorrar en el transporte.

Ahora que estás de Erasmus, es muy probable que quieras viajar y conocer otras ciudades. O que, por circunstancias, vivas lejos de tu facultad y tengas que usar transporte.

Y es que, sea para lo que sea, el transporte es uno de los aspectos de nuestro día a día en lo que más podemos gastar sin darnos cuenta, ya que no supone grandes cantidades diarias. Así que toma nota:

  • Utiliza el transporte público y los abonos transporte para estudiantes.

Siempre que puedas utiliza el transporte público, tanto para moverte dentro de la ciudad, como para moverte a otros lugares. Además de que el transporte público es más barato de por sí, existen abonos transporte para estudiantes que lo hacen todavía más económico. No dudes en acercarte a la estación de autobús, tren, metro o tranvía y preguntar por estas opciones.

Cómo ahorrar en el transporte
  • Utiliza plataformas para compartir coche.

Es cierto, que depende del lugar en el que te encuentres o al que quieras ir, las combinaciones de transporte público sean mínimas o inexistentes. En este caso no tienes más remedio que disponer de un coche. Pero ¿sabes los gastos que conlleva? Gasolina, aparcamiento, seguro...etc.

Si este es tu caso, no te desesperes. Comparte tu coche, reduce gastos y sigue ahorrando. Puedes acudir a plataformas para compartir coche o hablar con otros amigos para ir en tu coche y dividir gastos de gasolina.

  • Busca un piso bien situado.

    La mejor forma de ahorrar siendo estudiante es no gastando. Parece una obviedad, pero hay muchas veces que no valoramos correctamente esta frase. Por eso, cuando te pongas a buscar piso intenta que esté lo más cerca posible de los lugares de tu día a día, como la facultad, un supermercado o una cafetería para tomar algo. Busca los mejores barrios para vivir de acuerdo con tu estilo de vida.

Y es que con un alojamiento bien ubicado que te evite utilizar el transporte público a diario estarás ahorrando siendo estudiante y sin realizar ningún sacrificio.

Puedes estar pensando que es un ahorro insignificante, pero si vas sumando a fin de mes verás que sale un dinerito extra. Y espera, que todavía no hemos terminado de contarte cómo ahorrar siendo estudiante…

Como ahorrar en la vivienda.

Para ahorrar dinero siendo estudiante el segundo aspecto clave es la vivienda. Y la forma más efectiva es compartir piso con otros estudiantes. No vamos a hablarte de residencias universitarias ni ningún otro tipo de alojamiento, ya que el resto de las opciones son más caras. Es posible que incluyan otras cosas, como un servicio de comedor, limpieza…etc. Pero son cosas que realmente no necesitas. Puedes hacer la compra, cocinar o limpiar tú mismo, y ahorrarte ese dinerito para hacer lo que quieras.

Comparadores de alojamientos verificados para estudiantes como Erasmus Play, te ayudarán a encontrar pisos compartidos con otros estudiantes, comparando los precios que ofrecen distintas webs por el mismo piso para que puedas alquilar lo que te gusta al mejor precio.

Piso de estudiantes compartido

Busca las ofertas en el super y llévate el táper.

Siguiendo con lo anterior, planifica la comida semanal, vete a hacer la compra con una lista y cíñete a ella. Con este truco lograrás no meter en el carro productos por impulso o “por si acaso me apetece…” y comprar más de lo necesario. Aprovecha las ofertas y compra en grandes cantidades. Con grandes cantidades nos referimos a aprovechar ofertas de 3x2 o envases familiares.

A la hora de comprar productos frescos, busca productos locales y de temporada, ya que suelen ser más baratos. Y, por último, prescinde de las marcas y compra marca blanca.

Si tienes que comer fuera de casa, por ejemplo, en la facultad, llévate un táper con la comida preparada. Así evitarás tener que ir a diario a comer a un restaurante y ahorrarás siendo estudiante más de lo que imaginas.

Cómo ahorrar en el ocio.

Aquí es donde queríamos llegar, cómo ahorrar siendo estudiante yendo al cine, a comer a un restaurante o saliendo a tomar una copa. Muchos pensarán que esto es imposible, pero no.

  • Utiliza tu tarjeta de estudiante universitario

    Y es que ser estudiante tiene una gran ventaja: “la tarjeta de estudiante universitario”. Es esa tarjetita que nos dan como estudiante universitario y que muy pocas veces se nos ocurre utilizar.

Hay muchísimos descuentos a los que puedes acceder con tu tarjeta de estudiante, así que aprovéchalos en el cine, en los restaurantes, cafeterías…etc. Cualquier tipo de compra que vayas a realizar, pregunta si hay algún tipo de descuento con la tarjeta de estudiante.

También hay muchas aplicaciones de restaurantes o para sacar entradas de cine o conciertos que ofrecen descuento simplemente por tenerla descargada en tu teléfono o estar suscrito a su newsletter. Navega, infórmate sobre este tipo de aplicaciones y sigue ahorrando siendo estudiante.

  • Eventos gratuitos en tu ciudad Erasmus.

    Si, si, lo que lees. En muchos pueblos y ciudades se organizan eventos gratuitos: visitas a museos, obras de teatro, conciertos, tardes de cine en versión original…infórmate sobre todos los eventos que se organizan en tu nueva ciudad Erasmus. Te sorprenderá la cantidad de eventos gratuitos que se organizan y que puedes aprovechar para continuar con tu ahorro siendo estudiante.

Eventos gratuitos

Cómo ahorrar en los estudios

Y el último aspecto en que podemos ahorrar siendo estudiantes y no por menos importante es en los estudios. Aquí es importante remarcar que estos consejos te van a ayudar a ahorrar sin renunciar a la calidad en tus estudios.

  • Utiliza programas gratuitos.

    Es más que probable que durante tus estudios tengas que realizar trabajos con procesadores de texto, hojas de cálculo…etc. El problema es que la mayoría de estos programas, o mejor dicho, los más conocidos como el paquete Office de Microsoft son de pago. Aquí debes saber un par de cosas. Una es que cada vez más las instituciones educativas ofrecen licencias gratuitas para sus alumnos, pregunta por esta opción en tu universidad. Y la segunda es que Google ofrece una serie de programas similares de forma gratuita, llamado Edición de Office. Si tienes una cuenta Gmail, investiga todas sus opciones y encontrarás un sin fin de aplicaciones gratuitas que pueden ayudarte, como Google Drive.

  • Coge libros en la biblioteca

    Antes de comprar un libro, pásate por la biblioteca pública de la ciudad o por la de la misma universidad y busca el libro que necesitas. Es altamente probable que lo encuentres allí, y puedas ahorrarte ese dinerito.

  • Invierte tiempo en buscar becas para estudiar.

    Este es otro aspecto al que en general no se le saca todo el partido que se debiera. Muchas veces nos quedamos con las becas más conocidas, como Erasmus, pero no seguimos profundizando en otras, que también nos servirían para continuar estudiando en otro país. Pregunta en tu universidad por todas las becas que se ofrecen, navega por internet e invierte tiempo en buscarlas. A veces no están tan a la vista.

Y si, la palabra es invertir, porque ese tiempo que vas a dedicar, no solo te va a permitir ahorrar por ejemplo en la matrícula de tus estudios, sino que además te dará una reputación como estudiante becado.

Un portal que nos gustaría recomendarte es Becas Santander. Ofrece una infinidad de programas para distintos perfiles, así que te animamos a que le eches un vistazo.

Con todos estos consejos esperamos haberte ayudado a saber cómo ahorrar siendo estudiante, sin tener que hacer grandes sacrificios o privarte de muchísimas cosas.

Y tú, ¿nos darías algún otro consejo? ¡Déjanoslo en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.