¿Cómo hacer una maleta Erasmus?

Publicado por Manuel Herrero en

Si hacer una maleta para un viaje largo es una tarea un tanto compleja, prepararla para ir de Erasmus casi se convierte en una labor “imposible”; principalmente cuando queremos meter todo lo que creemos “necesario” para vivir cuatro meses o un año fuera de nuestra casa. Sin embargo, en el siguiente artículo vamos a darte las claves fundamentales para poder planificar un “equipaje Erasmus” sin morir en el intento.

La regla de los "3 bultos"

Resolver el misterio sobre lo que debemos o no incluir se resume en varias recomendaciones fundamentales. La primera de ellas es que pienses y medites a cerca de cómo va a ser la maleta que vas a utilizar. El mejor consejo dada nuestra experiencia es aplicar la regla de los “3 bultos”. Es decir, llevar una maleta de mano, una maleta para facturar y una mochila/bolso (objeto personal).

Comenzaremos describiendo la maleta de mano. Ese primer “bulto” es uno de los que más debes aprovechar. Presta atención a sus medidas, pues deben cumplir aquellas marcadas por la compañía en la que vas a viajar, para que así no ponga ningún impedimento a la hora de pasarla. Ya sabes que en ocasiones se puede incluso comprobar “in situ” en una especie de cajones colocados previo al embarque, si la maleta es o no adecuada. En el caso negativo tendrás que facturarla y pagar de acuerdo a su peso. Si cumple con los requisitos debidos la facturación de maleta de mano es gratuita y sus dimensiones suele oscilar entre: 55 x 35 x 20cms, dependiendo, como decíamos arriba, de la empresa contratada para realizar el viaje.

Medidas orientativas para viajar

Medidas orientativas para viajar

Medidas según cada aerolínea

En esta tabla puedes consultar las dimensiones del equipaje en algunas de las compañías más populares entre los estudiantes.

AerolíneaEquipaje de manoBulto extra
Ryanair55x40x20 cm20x35x20 xm
easyJet56x45x25 cm36x45x20 cm
AirEuropa55x35x25 cm30x35x20 cm
Iberia56x45x25 cmNo especificado
Lufthansa55x45x23 cm30x40x10 cm
Vueling55x40x20 cm20x35x20c
Dimensiones de equipaje de mano y bulto extra por aerolínea

Algo a tener en cuenta si tenéis que comprar de nuevas esta maleta, es adquirir aquella cuyas medidas coinciden con la compañía más restrictiva, de esta forma la podrás utilizar siempre sin encontrarte con impedimentos.

Su peso también es un punto al que prestar atención. Si bien es cierto que es bastante extraño o poco habitual que la pesen, mejor no jugársela porque a veces sí realizan está comprobación. Por ello compruébalo en casa e intenta que su peso no supere los 10 kilos, el máximo permitido generalmente (asegúrate antes).

Cómo meter todo tu equipaje

En este punto llega el consejo que ha salvado a muchos estudiantes Erasmus a la hora meter su equipaje: el uso de bolsas aspirables. Son bolsas cuyo contenido queda al vacío, algo clave para ahorrar mucho espacio. Especialmente indicado para prendas grandes como los abrigos o jerséis de invierno. Bien es cierto que una vez en el lugar de destino y al sacar la ropa, ésta se encuentra muy arrugada; pero ese un mal menor cuando has podido incluir eso que tanto te gusta y creías que no iba a caber. Otra ventaja de las bolsas es que son relativamente baratas y existen en diferentes tamaños.

¿Y qué prendas meto en estas bolsas? Intenta hacer una lista que responda a las características climáticas del lugar al que vas. Pero no te dejes llevar porque por ejemplo en Cracovia en invierno hace mucho frio, ya que las viviendas y locales están adaptados a estas condiciones, por lo que en su interior hará calor. O porque en España en el sur hacer mucho calor en verano, pues existen los aires acondicionados. En resumen, lleva poco de todo, pero huye de los “por si acasos”. Seguro que en la ciudad de destino existen tiendas en las que podrás comprar esa prenda imprescindible que se te ha olvidado o no has podido incluir en tu equipaje. Recuerda que en la maleta de mano no puede haber líquidos ni nada superior a los 100 ml. Otra técnica usada para que la ropa ocupe el menor espacio posible es enrollarla, principalmente camisetas y pantalones.

Para facturar, busca el tamaño ideal

Una vez hecho este primer bulto, debes pensar en el tamaño de la maleta a facturar y su peso. ¿Debe ser tan gran como el baúl de la Piquer? Lo mejor es que sea grande, pero sin excederse. En ella volverás usar las bolsas aspirables, o la técnica de enrollar, quizás ambas. Una buena idea es que dividas la maleta en dos partes, así dejas uno de los lados para poder llevar zapatos sin deformarlos y para otros productos que tanto se echan de menos cuando estás fuera de casa: la comida.

Sí, te recomendamos que lleves algún embutido envasado al vacío en esta maleta, así evitarás tener que sacarla en los posibles controles, como podría ocurrir si la llevarás en la bolsa de mano.

Los “por si acasos”

Los “por si acasos” que comentábamos en líneas anteriores, hay que aclarar que son muy personales. Por ejemplo, quien tenga problemas para dormir quizás prefiera llevarse su almohada, sí una almohada al vacío ocupa menos espacio, o incluso un juego de sábanas o la funda por aquello de sentirse “como en casa”. Un antifaz puede salvarte de noches en vela, ya que en muchos países las persianas o cortinas no suele estar entre sus elementos decorativos favoritos. Unas chanclas de ducha y una toalla de microfibra son siempre buenos aliados, así como cubiertos de plástico, un ladrón, fotos para decorar tu habitación o un juego como una baraja, tanto para socializar como para pasar el rato.

Un botiquín básico puede ayudarte en muchas situaciones cotidianas. Incluir algunos genéricos para el dolor de cabeza, antiinflamatorios o desarreglos intestinales es una recomendación bastante habitual, y más si sufres algún tipo de enfermedad o alergia. Sobre artículos de higiene, tan sólo aquellos que creáis que no podáis encontrar en el país destino.

Ahora sólo nos queda planear lo que llevaremos en la mochila/bolso. Aquí lo imprescindible podría resumirse en la documentación y algún dispositivo electrónico tipo tablet o note book y sus respectivos cargadores.

Consejo extra

Algunos Erasmus prefieren ir más cómodos y evitar llevar los 3 tipos de bultos descritos anteriormente. Para ello optan por enviarse desde su país de procedencia hasta su país de destino una caja con aquello que no le ha cabido en la maleta. Existen diferentes empresas que realizan este tipo de servicios y que puedes consultar vía online. El coste del envío variará del tamaño y peso de la caja, pero podría rondar entre los 30 y 50 euros.

¡Y muy importante! Lleva encima una bufanda que te hará las veces de manta y muchas, muchas ganas para aprovechar el tiempo. ¿Y el material para estudiar es un imprescindible…? Os lo contamos en otro artículo.


Manuel Herrero

Antiguo estudiante Erasmus+, actualmente CTO y cofundador de ErasmusPlay.

2 comentarios

Ana Mateo · julio 12, 2020 a las 3:16 pm

Un artículo estupendo!! Me estaba volviendo loca solo de pensar como iba a hacer mi maleta…
Ahora es mucho mas fácil 🙂

Mitos y realidades de la vida como Erasmus - ErasmusPlay · julio 16, 2020 a las 11:10 am

[…] obligatorios. Acerca del material escolar que debes llevarte -te recordamos que es importante cómo saber hacer bien una maleta-. No es necesario incluir demasiadas cosas, no porque no lo vayas a utilizar, sino porque en el […]

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.